Entorno próximo
 

Para muchas empresas turísticas, la calidad y el atractivo de la zona en que están situadas reviste una importancia excepcional. Lo mismo puede decirse de los pueblos, las ciudades y el campo. Los huéspedes de un establecimiento suelen elegir primero la zona que desean visitar y luego el lugar donde desean alojarse. El paisaje, la arquitectura, la naturaleza, y, sin duda, la cultura son motivos importantes para visitar un lugar: forman parte del patrimonio propio del lugar.

41 Cuide de los terrenos y jardines del albergue

No utilice sal para evitar que cuaje la nieve o la helada. Además de perjudicar a la flora y la fauna que vive en los márgenes de las carreteras y caminos, penetra en las aguas subterráneas. Utilice serrín, arena, o grava. Los aparcamientos no tienen por qué estar asfaltados o tener superficie de cemento o pavimento. Una capa de grava porosa puede prestar idéntico servicio.

42 Promueva la fauna y la flora local y ofrezca información a los huéspedes sobre ella

Cada vez escasean más los espacios naturales y la destrucción de los hábitats naturales ha conducido al declive de muchas especies animales, aves, insectos y vegetales. La destrucción medioambiental se puede evitar si dejamos que “la naturaleza vuelva” a nuestros jardines, incluidos los jardines de los albergues juveniles. Los jardines tienen un potencial ecológico enorme, si se cuidan de forma adecuada. Además, tendremos la recompensa de tener un jardín muy bonito que atraerá a erizos, mariposas, pájaros, anfibios, etc., y que hará que los visitantes de los albergues se hagan una idea de lo importante que son todos los animales de la ecoestructura. Los jardines también pueden ser una fuente educativa para los visitantes (si colocamos etiquetas en las plantas con información sobre las especies del jardín).

Además, los jardines también deberían atraer los “cinco sentidos”: vista (el jardín debería proporcionar una vista bonita, armoniosa y rica en color y variedad); oído (lleno de sonidos de pájaros y el “susurro del viento” en las hojas de los árboles); tacto (las variadas texturas de las hojas, las cortezas de los troncos, los frutos de los árboles, etc.); olfato (flores, como rosas, lilas, lavanda; y hierbas como menta, tomillo y romero); gusto (frutas frescas, frutas orgánicas, verduras y hierbas). Crear un jardín natural no implica que las instalaciones exteriores se conviertan en una zona totalmente silvestre. Tiene que ser un jardín en el que la naturaleza tenga espacio y nutrientes suficientes para florecer. Por lo cual, un jardín natural:

  • Nunca debería ser tratado con productos químicos venenosos (pesticidas)
  • Debería tener plantadas, en lo posible, especies de plantas autóctonas
  • Debería ofrecer comida, agua y refugio a los animales
  • Debería evitar fertilizantes artificiales
  • Debería tener materiales naturales y no tratados (p.ej. madera, piedra, etc.)

Cómo conseguir un “jardín silvestre”: ¿Qué elementos y biosferas deben haber en un jardín natural? Entre ellos:

  • Setos con arbustos y plantas autóctonos (una casa natural para los pájaros, mamíferos, etc.)
  • Árboles frutales (manzanos, perales, ciruelos, cerezos, membrillos, etc.)
  • Frutas de pepita (frambuesas, fresas, grosellas espinosas, moras, grosellas rojas y negras, etc.)
  • Vegas de flores silvestres
  • Estanques
  • Cañaverales
  • Pequeñas zonas rocosas
  • Paredes de piedra en seco
  • Plantas herbáceas y divisiones hechas con plantas
  • Arbustos herbáceos
  • Pequeñas parcelas con verduras
  • Pilas de abono
  • Nidos para pájaros y pequeños biotopos:
    - Ponederos
    - Comederos y pilas de baño para los pájaros

43 No utilice pesticidas ni fertilizantes artificiales

Al cuidar de los parques, jardines, y terrenos en general es imprescindible evitar el uso de pesticidas e insecticidas. Lo mismo vale para las plantas de interior en general, como las de los invernaderos o los cultivos hidropónicos. Actualmente existen muchos productos ecológicos que pueden sustituirlos. Consulte a un especialista. Al plantar, evite el monocultivo. Intente cultivar la mayor variedad posible de plantas autóctonas, ya que serán las mejor se adapten al clima local. Para regar las plantas no es necesario utilizar agua potable del grifo. Pueden colocarse bidones para recoger el agua de lluvia.

44 Cultive un huerto de hortalizas, frutales, y hierbas

Cultivando productos para uso del albergue ahorrará dinero, se asegurará de comer productos frescos, y evitará la necesidad de transportarlos desde su lugar de producción. Pueden utilizarse métodos de agricultura ecológica, y un huerto ofrece a los voluntarios una ocasión perfecta para colaborar cultivando y cuidando el huerto.