Clasificación de los residuos

Los vertederos son un problema cada vez más acuciante. Cada día queda menos tierra en la que depositar los residuos, pero el volumen de éstos aumenta constantemente. En consecuencia, la clasificación de los residuos no sólo tiene una importancia ecológica, sino también económica.

32 Clasifique los residuos separando papel, cartón, vidrio (y otros materiales reciclables), materiales orgánicos, residuos peligrosos, y otros residuos

El modo más racional de manejar la basura es recogerla en el lugar en el que se genera y clasificarla inmediatamente cuando sea posible. El modo de clasificar los residuos debe ser acorde con el sistema de recogida que se aplique en su localidad. Las siguientes categorías son de uso común:

  • Papel
  • Cartón (incluidos los embalajes para su devolución a los proveedores)
  • Vidrio (transparente, de color) (excepto las bombillas y los cristales de ventana, que son "otros residuos")
  • Plástico
  • Metales
  • Materiales orgánicos
  • Residuos especiales/peligrosos
  • Otros residuos

33 Devuelva los embalajes a los proveedores

Cada vez son más las organizaciones que empiezan a devolver los embalajes a sus proveedores. Devolviendo siempre el cartón, el volumen de residuos del albergue puede reducirse aproximadamente en un 20 por ciento.

34 Recoja y deseche los residuos orgánicos por separado

Los residuos orgánicos deben separarse del resto al desecharlos. Se recomienda clasificarlos así:

  • La comida sobrante que haya tenido algún contacto con la carne debe recogerse por separado para impedir la difusión de bacterias.
    - La carne y los huesos deben ser recogidos por organismos responsables de los desechos de origen animal
    - Si las demás sobras se envían, por ejemplo, a los agricultores de la localidad, deben esterilizarse antes de darse a los animales.
  • Las peladuras de frutas y verduras pueden convertirse en abono orgánico junto con otros productos degradables.

Hay otros residuos que también pueden convertirse en abono orgánico, como las flores cortadas, el corcho, los posos de café, la fruta pasada, las bolsas de té, las cáscaras de huevo y conchas de marisco, las toallas de papel, etc.

35 Filtre la grasa y el aceite

El aceite de freír, la manteca usada, el aceite vegetal, y el contenido de los filtros de grasa deben ser recogidos por empresas capaces de reutilizarlos. El departamento municipal de recogida de basuras podrá facilitarle las correspondientes direcciones.

36 Ofrezca a los huéspedes oportunidades de clasificar la basura para reciclarla

Por ejemplo, colocando cubos de recogida selectiva en las zonas comunes. Es importante implicar a los huéspedes en la política de reciclaje. Es importante asegurarse de colocar en lugar bien visible, o incluir en un paquete de bienvenida, la información sobre reciclaje, ofreciendo instrucciones claras sobre la colaboración que se solicite.